Contacto 5574 0760 / 1674 4716 :: 55 6672 6374
  Enfermedades Estudios Cirugías
 
Enfermedad


Vogt-Koyanagi-Harada


Definición
La enfermedad Vogt-Koyanagi-Harada síndrome (VKH) es una enfermedad inflamatoria que afecta diferentes órganos: ojo, oído interno, puel y meninges. Las manifestaciones oculares son: inflamación severa del segment anterior, inflamación de coroides con o sin desprendimiento seroso de retina e inflamación del nervio óptico.

Es una enfermedad autoinmune, es decir, que el propio cuerpo reacciona contra estructuras propias, provocando un daño en el órgano o estructura.

Incidencia
Afecta diferentes grupos étnicos entre ellos los Mexicanos, Japoneses, Chinos, Indo-Americanos. En México, la mayoría de los pacientes afectados son mujeres, hasta en unl 69.5% en edades entre los 20 y 40 años; aunque hay pacientes niños y adultos mayores que debutan con ésta enfermedad.

Signos y síntomas
El paciente inicia como una enfermedad viral, con fiebre, nausea, vertigo, dolor ocular y signos de dolor meníngeo. Después de unos días, hasta 15 días, presentan mala agudeza visual en los 2 ojos, dolor y ojo rojo.

Al revisarlo por el oftalmólogo, en fases inciales (fase uveítica) se encuentra inflamado todo el ojo, por lo que se encuentran datos de inflamación en la cámara anterior, y en coroides se encuentran zonas inflamadas que pueden o no evolucionar a desprendimiento de retina. Antes de las manifestaciones a nivel ocular, el paciente puede tener dolor de cabeza, dolor ocular, y alteraciones en la audición, como zumbidos en los oídos.

En fases crónicas, sobre todo si el tratamiento no fue el adecuado ni en dosis o en tiempo, inician con despigmentación a nivel de piel, tegumentos (pestañas y pelo) y en el ojo. Existen casos donde el ojo se vuelve a inflamar, y puede ser en segmento anterior y/o posterior del ojo, con las manifestaciones que se presentaron al inicio.

Diagnóstico
El diagnóstico de la enfermedad es clínico y se basa en los criterios de la Academia Americana de Uveitis (AUS) que se escrinieron en 1978 y fueron revisados por el Comité Internacional de VKH en 2001.

Algunos estudios se puden solicitor como lo son:
• Angiografía con fluoresceína
• Angiografía con verde de indocianina
• El ultrasonido ocular modo B
• El OCT (Tomografía de Coherencia Óptica) se utiliza para el diagnóstico y seguimiento del desprendimiento seroso de retina
• Los nuevos aparatos de OCT tienen una función para medir coroides (EDI-OCT) que da una mirada hacia la severidad de la inflamación de ésta capa.

Tratamiento
El objetivo del tratamiento es suprimir la inflamación ocular y evitar la pérdida visual. El tratamiento estándar en etapas agudas es con corticosteroides de forma agresiva y por varias vías. Se indican por vía intravenosa, acompañados de gotas e inyecciones perioculares y cuando el paciente se da de alta, se indica Prednisona vía oral. En pacientes con evolución más larga o severa de la enfermedad, están indicados medicamentos inmunosupresores como lo son la azatioprina, metotrexate, o mofetil micofenalato.

Algunos pacientes requieren cirugía solo para el manejo de las complicaciones. La cirugía más realizada es de catarata y cirugía para controlar la presión del ojo o cirugía de glaucoma.

Complicaciones
Diferentes factores como: duración de la enfermedad y el número de recurrencias se asocian con un riesgo mayor de presentarlas. Se pueden presenter: cataratas, glaucoma, membrana neovascular coroidea y fibrosis subretiniana.

Pronóstico
El VKH es una enfermedad severa, que inflama todas las estructuras del ojo. Es muy importante realizar un diagnóstico oportuno, para iniciar tratamiento adecuado lo antes posible.
La agudeza visual final depende de la edad de inicio de la enfermedad, de la visión inicial, duración de la enfermedad, tratamiento inicial, número de recurrencias y complicaciones asociadas.


Aviso de Privacidad